A la pregunta: «¿qué es un cartabón?», muchos alumnos responden que «es una regla en forma de triángulo que sirve para hacer dibujos». Lo que no saben ninguno de los niños de la «Escuela Urbana del Cómic» es que Cartabón es el personaje animado que les va a acompañar durante tres días, en el aula del Centro Cívico Torre del Agua, para «enseñarles» a realizar un cómic. Tampoco tienen ni idea de que van a sacar a sus personajes favoritos de la tele para plasmarlos en el papel.

Doraemon, Spiderman, Pokemon estarán presentes estos días en esta sede del distrito SurA las nueve de la mañana comienza la diversión para 32 pequeños que disfrutan en estas vacaciones de Semana Santa de una escuela muy especial. Una escuela en la que no se ponen notas, ni se hacen exámenes, unas clases en la que lo más importante es aprender a dibujar y divertirse. Cada mañana se les reparte un cuadernillo, unos lápices de colores y los alumnos dejan volar su imaginación. «Estoy impresionado con la manera que nos han acogido los niños, todos nos han recibido muy emocionados y participativos», ha declarado David Díaz Cantelar, profesor de la escuela urbana.

Y es que la emoción y la alegría es lo que reina en esta sala repleta de niños de seis a doce años. Uno de ellos comenta que son las mejores vacaciones que ha tenido porque «me encanta dibujar y además voy a aprender a hacer mis dibujitos animados preferidos». Este alumno, como todos los demás, está ansioso por ver su trabajo terminado y enseñárselo a sus padres, pero para eso tendrá que esperar hasta el miércoles.

En primer lugar, van a estudiar las diferentes modalidades dentro del cómic y ellos mismos tendrán la oportunidad de inventar a sus protagonistas. En segundo lugar, van a conocer como se le da movimiento a un personaje. Y por último, van a montar una página, estructurando el guión y poniéndole los bocadillos. Y todo esto guiados por los profesionales del Estudio Buenavista, la empresa que realiza y edita «Viñetas cofrades».

Además de todo esto, los monitores han preparado diferentes actividades y juegos para que no se aburran «hay chicos de varias edades y la concentración no es la misma para todos, así que nos vamos a adaptar a ellos para llevar un buen ritmo», ha comentado David. El último día los niños se irán a casa con la composición del cómic totalmente realizada, después del aprendizaje toca practicar, quién sabe si en un futuro alguno de estos pequeños sorprende convirtiéndose en un famoso historietista.