Olor a azahar y olor a incienso para una tarde de cuaresma, pero sobre todo, olor a dulce es lo que se respiraba en la tarde de ayer en la sala principal del Centro Don Bosco. Dulces de todos los tipos, colores, sabores y formas para la II Edición de Postres Típicos de Semana Santa que organizaba la asociación Abrecaminos del Sur y la asociación Entre Amigos, con el fin de fomentar las relaciones entre las mujeres de los diferentes talleres de ambas entidades. Dijo Luis Martín, presidente de Entre Amigos, «lo más importantes no es el premio, ni llenar el estómago, lo primordial es crear una tarde de convivencia entre las madres del barrio, para que se comuniquen, se relacionen y estrechen lazos de amistad». 

Más de 20 postres llenaban una larga mesa decorada al más puro estilo cuaresmalLas bocas de todos los asistentes al concurso se hacían agua al ver las rosquillas, las torrijas, los pestiños, tartas de tres chocolates… pero no sólo era gustoso para el paladar, sino que también lo era para la vista. Todos y cada uno de los platos tenía una cuidada presentación, puesto que el jurado, compuesto por cuatro expertos, valoraba desde el sabor hasta la decoración y originalidad.

Azahar acompañando a las torrijas, un flamenco y una flamenca junto a las galletas y una tarta en la que rezaba: «lo mejor: Entre Amigos». Todo esto es el resultado de una mañana de dedicación entre fogones y hornos, en la que las mujeres del Polígono Sur han puesto todo el amor en sus tradicionales recetas de Semana Santa. María José Lara, una de las concursantes, optó por la originalidad. Ella presentó al jurado unas peras al vino tinto  «he metido tres peras peladas en una olla cubiertas de vino tinto, con canela y cascara de naranja. Una vez que empieza a hervir le he echado un vaso de azúcar y lo he removido, tras un rato de cocción he tenido el postre listo». Como todas las allí presentes, María José quería ganar el premio, pero lo más importante para ella era el momento de reunión con las vecinas.

Los miembros del jurado disfrutaron degustando cada trozo de postre, Israel Martín, jefe de cocina del restaurante Marca Sport Café y jurado en la tarde de ayer, se mostró muy satisfecho con todo lo que había probado «voy a valorar sobre todo el esfuerzo que hacen estas mujeres», confesó el cocinero.

Finalmente, se entregaron los premios en la diferentes categorías: al mejor sabor, a la mejor presentación y al mejor postre regional. Las galardonadas se llevaron a casa una tarjeta regalo de Alcampo por valor de 40 euros, en el caso del primer y segundo puesto, y 30 euros para la tercera afortunada.