Triana no es única. Así es, una aseveración irreverente pero certera. Triana no es exclusiva de los trianeros ni de los sevillanos. Y es que uno puede vivir en Triana y no estar en Sevilla. Aunque suene a paradoja, y evitando las chanzas entre la ciudad y el barrio, hay muchas Triana más allá de Triana. ¿Se imaginan una Triana sin su Capilllita del Carmen, sin su puente de Isabel II o sin su templo más antiguo como el de la parroquia de Santa Ana?

Basta con coger un mapa de España, o del mundo, y empezar a recorrer los barrios de otras capitales. Triana se repite dentro y fuera de nuestras fronteras. Sin ir más lejos, la cercana localidad de Gerena, apenas a 25 kilómetros de distancia, cuenta con una barriada llamada Triana. Tienen hasta una construcción emblemática: el puente de Triana. Eso sí, de piedra y hierro pero de reducidas dimensiones y muy diferente al de Isabel II que se edificó en el arrabal trianero de Sevilla.

Los otros barrios de Triana que hay por el mundo

Puente de Triana en Gerena.

También próximas, en la provincia de Huelva, existe una barriada de Triana en Valverde del Camino y otro barrio de igual nombre en el pueblo de Trigueros. Y sin salir de Andalucía, encontramos presencia de esta denominación con solera en la localidad de Castillo de Locubín y en Rus, ambas en la provincia de Jaén. Si continuamos hacia el municipio murciano de Totana, también nos será fácil hallar a residentes en el barrio de Triana sin vivir en Sevilla. Según describen en la página web de esta localidad, cuando se desarrolla la villa en el siglo XVII, en «el barrio de Triana se asienta la población asalariada y los campesinos, considerado como un arrabal donde se acogía a los transeúntes y a la población más necesitada».

Del sur al norte para continuar en la Península la ruta por los barrios «trianeros», nos topamos en Ávila con uno más, concretamente en Arenas de San Pedro, mientras que en la provincia de Asturias existe uno en Piloña y otro en Nueva de Llanes, todos ellos en preciosos parajes rurales. Un sabor a pueblo que no sólo se percibe entrando por el Altozano, sino también en otras zonas geográficas.

Aún en terreno español pero fuera de la Península, Triana también está presente, concretamente en tres puntos de las Islas Canarias. En esta ocasión se trata del conocido barrio de Las Palmas de Gran Canaria, en Buenavista -Tenerife-, y en Los Llanos de Ariadne -La Palma-. Por otro lado, en suelo español aunque en continente africano se encuentra el barrio de Triana en Melilla.

Como no podía ser de otra manera, Triana traspasa fronteras y en la ciudad de Aguascalientes, en México, también hay un barrio denominado como tal. En total, catorce son los barrios de Triana, además del sevillano, que hay por el mundo. Barrios hermanados por este afamado nombre. Una prueba fehaciente de que es posible vivir en Triana y no estar en Sevilla.