Triana y Triana están a poco más de 7.000 kilómetros de distancia. Y no nos referimos a los otros barrios de Triana que hay por el mundo, sino a una pequeña y coqueta localidad que existe cruzando el charco, nada menos que en el estado de Alabama. Aquí se recibe al visitante con un «Welcome to Triana», sin esperar que los foráneos se adentren en la historia del flamenco, sin que se aventuren a descubrir dónde estaba la Cava de los Civiles o la Cava de los Gitanos y sin que paseen entre antiguos alfares y cerámicas.

En la Triana profunda de América, de apenas 500 habitantes, el código postal 35756 equivale al famoso 41010 del arrabal sevillano. Con una superficie de 323 hectáreas, las imágenes que ofrece la web de este municipio ubicado al sur del condado de Madison, «Town of Triana», muestran principalmente un paraje idílico en plena naturaleza. Predomina el color verde, los árboles y amplias extensiones de un lugar enclavado en el campo que según afirman «ha sido llamado por muchos una ciudad dormitorio». Tal es su vinculación, probablemente por su ubicación geográfica y entorno, que en este mes de octubre celebraron el día del Árbol.

Triana en Alabama

En cuanto al origen del nombre, según describen, «supuestamente lleva el nombre de Rodrigo de Triana, el tripulante que avistó por primera vez la tierra mientras navegaba con Cristóbal Colón en su primer viaje a las Américas» aunque originariamente fue denominado «La Prairie» por los indios Chickasaw «que se asentaron aquí».

«Alrededor de 1831, el canal Indian Creek se abrió desde Hunt’s Spring a Triana. Triana fue un próspero puerto a través del cual el algodón y otros productos agrícolas del condado de Madison se trasladaron al mercado antes de la construcción de ferrocarriles en el norte de Alabama», apuntan en la web de la pequeña localidad.

«Una comunidad orientada a la familia y un lugar para vivir y criar a los niños, pero al alcance del trabajo». Así «venden» quizá la distancia desde otras ciudades o el reducido tamaño del municipio. «Nuestra ciudad y nuestra vida se enmarcan en una ubicación geográfica extraordinaria y gente excepcional», explica el mensaje de bienvenida de la alcaldesa. En estos conceptos, la Triana americana se asemeja con la Triana sevillana, con su homónima a más de 7.000 kilómetros de distancia.

Y aunque aquí suene «Sweet home Alabama», también podrían llegar los ecos de una versión «yanki» de aquella letra de «El Pali» que bien podría decir, «Sevilla -y Alabama- tuvo una niña, y le pusieron Triana».

Fuente e imagen principal: web www.townoftriana.com