Triana le esperaba con ganas. El ahijado de Lola Flores y Bambino no defraudó. En apenas media hora, despachó un pregón claro, rápido y conciso. «Sonrío porque estoy contento, hoy es un gran día, digan lo que digan», espetaba nada más comenzar su alocución. Era la voz de Junior Míguez que pregonaba este martes 21 de julio la Velá de Santaigo y Santa Ana 2015.

Verso y prosa sobre el escenario para reivindicar un «barrio mejor». «Triana es algo más que una marca. En Triana no se puede vivir de los recuerdos, hay que hacer cosas, tenemos que implicarnos», lanzaba en sus estrofas recitadas de memoria. A Junior le sobraban los papeles, tenía claro su discurso, dejándose llevar «por un guión mínimo» como auguró. «El flamenco es nuestro. Faro universal, Triana», frase que provocó un aplauso unánime de los asistentes. Mirando al cielo quiso «vomitar» su recuerdo para Manuel Molina, «no entiendo por qué no le lloramos en su plazuela querida». Sin perder el compás, marcaba los recuerdos de su infancia, cuando aterrizó en el arrabal desde su Málaga natal.

No cesaban sus piropos al barrio que le vio crecer. Pero su tono agridulce sonaba con una mezcolanza de nostalgia, desazón y amor incondicional por un arrabal que «agoniza y pide ayuda. No seré yo quien la deje morir». «¿Qué está pasando Matilde [Coral]?», preguntaba a la bailaora desde el púlpito buscando hallar una respuesta alentadora.

«Triana de cuerdos, Triana de locos. Mis deseos para un barrio mejor podría ser que al Chaque le pusiéramos una escuela de limpiabotas, o una escuela de arte para mi Cirilo», soñaba el rapero a través de las palabras.

Junior no pudo evitar arrancarse con algún que otro cante, al más puro estilo de hip hop, usando incluso el atril como caja, despertando los «olés» de un público entregado. Pero la nota la marcó en el tramo final de su pregón, despidiéndose por todo lo alto haciendo subir al escenario a su novia, Jessica Cánovas «La Flaka», para pedirle «delante de tu barrio, de tu gente, que delante de la Esperanza de Triana quiero que te cases conmigo».

Un Junior reivindicativo ofrece un pregón conciso en Triana

Los galardonados

Tras este peculiar arranque que daba el pistoletazo de salida a la fiesta grande de Triana, se entregaron los reconocimientos otorgados en esta edición con la presencia del alcalde de Sevilla, Juan Espadas, la delegada del Distrito Triana, Carmen Castreño, y diversos representantes municipales.

Así, como Trianeros de Honor destacaron el fotógrafo Andrés Sánchez, la pareja artística de Naranjito de Triana Narci Díaz, el periodista Juan Tribuna y Angelita Granja, actriz fundadora de la Compañía Andaluza de Comedias.

En cuanto a los Trianeros del Año, han sido galardonados la cantante Jessica Cánovas «La Flaka», el médico deportivo Carlos Martínez y la escritora y periodista Nuria del Saz.

En relación a los Trianeros Adoptivos, ha recaído en el pintor Juan Valdés, el músico Pascual González y el profesor emérito de Historia del Arte, Enrique Valdivieso. También se han nombrado como Instituciones Honoríficas a la Asociación de Amigos de la Cerámica «Niculoso Pisano» y a Monjas Mínimas.