La fiesta por excelencia del arrabal poco a poco se va asomando por el barrio. A poco más de 10 días para que comience esta celebración, la fiesta más antigua de Sevilla se deja entrever en su fase preliminar. Los postes ya distribuidos a lo largo de toda la calle Betis y del puente de Triana, anuncian la llegada de la Velá de Santa Ana 2015.

En los próximos días, estas columnas desprovistas de ornamentos irán completándose con sus habituales hileras de luces que iluminarán Triana desde el 21 al 26 de julio. Las casetas, en breve, irán dando forma a la que será durante una semana la vía más concurrida de la ciudad: la calle Betis. Y el Altozano, epicentro de actuaciones culturales y artísticas, estará repleto de bombillas que alumbrarán esta mítica plaza para deleite de muchos sevillanos.

El puente de Triana ya huele a VeláY es que tanto propios como extraños disfrutarán en apenas dos semanas de esta histórica celebración. Mientras tanto, poco a poco se van conociendo algunos datos sobre esta edición, que será gestionada por el nuevo equipo de gobierno de la ciudad. Si hace unos meses se divulgaba el nombre del pregonero -el rapero Junio Míguez- y la persona encargada de ejecutar el cartel anunciador -la retratista Isabel María Castilla-, este miércoles se desveleban los tradicionales galardones que cada año se otorgan en la noche de inauguración en el emblemático patio del Hotel Triana. Así, entre los «Trianeros adoptivos» se encuentran el pintor Juan Valdés, el músico Pascual González y el profesor emérito de Historia del Arte, Enrique Valdivieso.

La cantante Jessica Cánovas «La Flaka», el médico deportivo Carlos Martínez y la escritora y periodista Nuria del Saz serán los «Trianeros del año», mientras que el fotógrafo Andrés Sánchez, la pareja artística de Naranjito de Triana Narci Díaz, el periodista Juan Tribuna y Angelita Granja, actriz fundadora de la Compañía Andaluza de Comedias, serán galardonados como «Trianeros de honor». También se nombrarán instituciones honoríficas como la Asociación de Amigos de la Cerámica «Niculoso Pisano» y a monjas mínimas.

El barrio comienza ya a engalanarse para disfrutar de su fiesta grande que en breve lucirá en todo su esplendor. Toda una tradición trianera, para venerar y velar a la que es, sin duda, la gran protagonista de este festejo: la «Señá» Santa Ana. El pistoletazo de salida se dará el próximo 21 de julio con el pregón y será entonces cuando se manifieste con toda su grandeza la celebración por antonomasia en el arrabal.