A simple vista, la similitud entre Triana y la localidad china de Xiamen puede ser comparable a la que se establece entre un pavía de bacalao y un rollito de primavera. Ninguna. Poco más de 50.000 habitantes en el barrio sevillano frente a los más de 3 millones de población en la ciudad china. Zona de interior frente a lugar costero. Un barrio de apenas unos kilómetros de extensión frente a una región que abarca más de 1.500 kilómetros cuadrados. Sin embargo, las semenjanzas entre Triana y Xiamen son evidentes nada más ahondar en sus tradiciones.

La Velá de Triana... ¿en Xiamen?

El palo de la «cucaña china» mientras untan la grasa que lo hará resbaladizo.

La certeza de este símil entre dos emplazamientos tan dispares ha quedado manifiesta en un documental de viajes sobre China que hace unos días emitía el canal Viajar. La conductora del programa, la presentadora británica Konnie Huq, se topaba con unas curiosas costumbres que a ojos de cualquier trianero resultan familiares. Un palo en horizontal untado con grasa por el que cientos de jóvenes intentaban trepar para llegar hasta el final desafiando su resbaladiza forma. Misma metodología que en la tradicional cucaña que cada año se celebra en la Velá de Triana.

A más de 10.000 kilómetros de distancia, la fiesta por excelencia en el arrabal tiene su fiel reflejo en esta región china. También aquí los jóvenes se agolpan para disfrutar de su «cucaña china», uno de sus juegos tradicionales y que pocos logran conseguir con éxito. El sebo dificulta el equilibrio, siendo inevitable la caída al agua de los participantes antes de llegar a cumplir el objetivo. Una prueba fehaciente de que el deporte rey de la Velá de Santa Ana está extendido no sólo a lo largo de la geografía española, sino también en otros puntos del mundo como es el caso de Xiamen.

«La caza del pato»

Pero además de encontrar en el lejano oriente aquel juego que promovió en el año 1910 Manuel Carriedo en el arrabal por primera vez, existe otra actividad ya en desuso en Triana que antaño se practicó y que tiene vigencia en esta región china. Se trata de la «caza del pato». Como ocurría en la Velá de hace décadas, en Xiamen hoy día se sueltan patos en el agua y los jóvenes intentan cogerlo, no sin contrariedades.

La Velá de Triana... ¿en Xiamen?

La caza del pato, juego tradicional en Xiamen y que también lo fue en la Velá de Triana.

En el arrabal ésta era una de las diversiones en la fiesta grande de Triana, y lo propio se hacía con un «cochino untado con sebo», cuya hazaña para atraparlo también era harta complicada por la grasa e inquietud del animal. Juegos curiosos que tienen el agua como protagonista, convirtiendo estos festejos en costumbres puramente fluviales, acortando los más de 10.000 kilómetros de distancia entre Triana y Xiamen.