Eran cientos. Tantos que la organización se vio desbordada. Esperaban a un pequeño grupo para rememorar el viaje de los restos de los hermanos Bécquer, Gustavo Adolfo y Valeriano, por las calles de Sevilla hasta el Panteón de Sevillanos Ilustres. Un recorrido que cumplía este jueves, 11 de abril, 100 años.

La asociación Con los Bécquer por Sevilla organizó, con motivo del centenario de la llegada de los restos del poeta Gustavo Adolfo Bécquer y su hermano, el pintor Valeriano, una ruta siguiendo el camino que hace 100 años muchos sevillanos realizaron para acompañar a los artistas. El itinerario arrancaba en la plaza de San Lorenzo, a escasos metros de la casa natal de los hermanos. Desde ahí, cientos de participantes deambularon siguiendo las explicaciones de los organizadores hasta San Vicente y, como final del recorrido, el Panteón de Sevillanos Ilustres en la iglesia de La Anunciación.