¿Puede haber creación cultural sin implicación política? El debate, de actualidad por mor de la última gala de entrega de los Premios Goya, está de candente actualidad. La obra «Tomar partido» (Taking Sides), escrita por Ronald Harwood y dirigida por el director sevillano Pedro Álvarez-Ossorio, propone una reflexión sobre esta cuestión en el teatro Lope de Vega.

Año 1945. El partido Nazi cae en Alemania. Los aliados someten a estudio a todos los alemanes sobre los que pende la sombra de la sospecha. Entre ellos está el director de orquesta Wilhelm Furtwängler, quien ha pasado los años del nazismo al frente de la Filarmónica de Berlín. El encargado de esclarecer los hechos es el comandante Steve Arnold, interpretado por el actor Antonio Dechent, quien tratará de buscar la conexión del músico con la cúpula nazi.