Sevilla puede presumir de coro. Unas 15.000 voces al unísono han entonado el villancico «Oh, blanca Navidad» en una repleta plaza de San Francisco. La iniciativa, ideada por el Ayuntamiento de Sevilla para promocionar la ciudad, ha tenido al cantante sevillano Hugo Salazar como maestro de ceremonias.

Los titubeos con los que algunos recibieron la iniciativa han quedado en nada. Sencillamente, no cabía un alfiler. El último invento ideado por Juan Ignacio Zoido se puede catalogar de éxito a tenor de la notable respuesta del público sevillano, que ha copado la plaza de San Francisco en la tarde de este domingo.