Descifrar una ciudad como Sevilla es posible desde la navaja de un barbero. Ojo, no de uno cualquiera. Compositor, escritor, cantaor, locutor de radio y bético, no uno cualquiera, speaker del Real Betis Balompié durante 17 años. Manuel Melado no es un sevillano cualquiera. Pocos como él han sabido cuajar una trayectoria profesional tan prolífica en una ciudad poliédrica como es Sevilla.

Al oír su nombre, Manuel Melado, muchos sevillanos tendrán dispares recuerdos. A algunos se les pondrá la piel de gallina al recordar la mítica arenga «¡Béticos del universo!»; a otros, se le vendrá a la cabeza ese estribillo repetido cientos de veces sobre el albero, «Y esa gitana se conquista bailando por sevillanas»; los menos revivirán el escalofrío al sentir el frío metal acariciando su cuello en la calle Amor de Dios; y otros tantos, evocarán las risas incontenibles salidas de las letras de sus múltiples libros.